Cristianos y Nuevos Creyentes Comenzando su Viaje de Entrenamiento Discipular y Formación Espiritual

5. El Amor - el Núcleo del Cristianismo

por Dr. Ralph F. Wilson
Carlos Llambes, Traductor

HermanaSi se va a creer lo que dicen algunas personas, dirían que el cristianismo se basa en la culpa y el miedo. Están equivocados.

Las religiones del mundo conciben de Dios en varias maneras -- Creador, Juez justo, Misericordioso, Fuerza impersonal, Esencia de la Verdad, la Realidad última, Omnipotente, y la lista continúa.

Pero la fe cristiana es única en la comprensión de Dios como amor -- y las implicaciones de eso son profundas!

Dios es amor

Cuando pelas el Dios del cristianismo hasta su mismo núcleo, vas a encontrar el amor. Considere este pasaje de la Biblia (que es el versículo de memoria para esta lección):

"Queridos amigos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. . El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor." (1 Juan 4:7-8)

¿Qué significa "Dios es amor"? Sí, la Biblia enseña que Dios es justo, omnipotente y misericordioso. Pero la característica de la marca de Dios es el amor. Dios es amor.

Dios es el Primer Amante

Dios es la fuente y la inspiración para nuestro propio amor.

"Nosotros amamos porque él nos amó primero." (1 Juan 4:19)

Cualquier tipo de amor que experimentamos para los amigos, para la familia, para esa persona especial, todo tiene su raíz en Dios, ya que la Biblia enseña que estamos hechos a imagen de Dios (Génesis 1:27). Estamos diseñados de acuerdo a su propia "plantilla".

Dios nos ama

Tal vez la más maravillosa y profunda verdad que se puede entender es que el Dios del universo te conoce individualmente y te ama personalmente y abundantemente. El más famoso versículo en el Nuevo Testamento explica eso:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna." (Juan 3:16)

La motivación principal de Jesús para venir a nuestro mundo fue el amor.

Dios nos ama a pesar de quien somos

Una segunda verdad es esta: Dios nos ama a pesar de quien somos. Es muy común pensar que a causa de los pecados, Dios no te ama más. Esa puede ser la manera que te sientes sobre ti mismo, pero no describe los sentimientos de Dios hacia usted. Considere lo siguiente:

"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros." (Romanos 5:8)

"Pero a causa de su gran amor por nosotros, Dios, que es rico en misericordia, nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. Porque por gracia sois salvos." (Efesios 2:4-5)

Y otro verso que ya hemos visto:

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9)

Dios no nos ama porque somos buenos y dignos de ser amados. No, él nos amó a nosotros cuando todavía éramos rebeldes contra EL, cuando estábamos pecando, cuando éramos despreciables.

Los Dos Mandamientos más Grandes

Si la esencia de la naturaleza de Dios es amor, entonces se deduce que él desea que sus hijos amen. Cuando a Jesús se le preguntó cuáles eran los mandamientos más importantes de la Biblia, de los cientos de instrucciones en el Antiguo Testamento, Jesús destacó dos:

"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente." Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo." (Mateo 22:37-39)

Echemos un vistazo a estos más de cerca:

1. Amar a Dios

En primer lugar, se nos manda a amar a Dios supremamente -- con todo nuestro corazón, alma y mente. ¿Cómo se aprende a amar a Dios? A través de la oración y la adoración. Al caminar consciente de EL y tratando de complacerlo. Amar a Dios significa que buscamos obedecerle. Amar a Dios en primer lugar, no es el final de la escalera de las prioridades que guían nuestras vidas, sino la parte superior, el primer peldaño!

2. Amar a Nuestro Prójimo

En segundo lugar, se nos manda a amar a nuestro prójimo. ¿Quién califica como "prójimo"? Alguien le preguntó a Jesús eso. En respuesta, conto la historia del Buen Samaritano, donde un hombre samaritano (una persona de una minoría étnica y religiosa odiada) mostró misericordia hacia un lesionado judío (su enemigo natural). En otras palabras, incluso nuestros enemigos deben ser sujetos de nuestro amor; ellos son nuestros prójimos (Lucas 10:29-37).

Vamos a Experimentar Persecución

Como usted pudo haber aprendido ya, al ser un cristiano comprometido lo expone a la persecución. En algunas regiones, la persecución es leve, pero en algunos lugares la persecución de los cristianos incluye amenazas de violencia física. San Pablo escribió a su protegido Timoteo:

"De hecho, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución." (2 Timoteo 3:12)

La persecución tiene una manera de clasificar los verdaderos discípulos de aquellos que sólo están entusiasmados temporalmente. Jesús enseñó en la parábola del sembrador:

"El que recibió la semilla que cayó en terreno pedregoso es el que oye la palabra y enseguida la recibe con alegría. Pero ya que no tiene raíz, dura poco tiempo. . Cuando los problemas o persecución a causa de la palabra, luego tropieza." (Mateo 13:20-21)

Debemos Amar a Nuestros Enemigos

La enseñanza de Jesús es clara:

"Yo les digo:. Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen" (Mateo 5:44)

Queridos amigos, esto es radical! Ninguna otra religión enseña que debemos amar a nuestros enemigos! Pero debido a que el núcleo de Dios es el amor, este amor se extiende incluso a los enemigos de Dios (como una vez fuimos), y debe extenderse a nuestros enemigos, también. Se nos instruye:

"Bendice a los que os persiguen; bendiga y no diga maldición." (Romanos 12:14)

Usted ve, el amor es el principio motor que mueve la vida cristiana.

El amor nos hace perdonar a los que nos ofenden

La primera palabra de Jesús en la cruz refleja ese amor radical:

"Padre, perdónalos, porque no saben lo que están haciendo." (Lucas 23:34a)

La voluntad de perdonar fluye de ese amor en el corazón de Dios. El perdón se espera de los seguidores de Jesús, también. En el centro de la oración del Señor nos encontramos con esta petición:

"Perdónanos nuestras deudas,

como también nosotros perdonamos a nuestros deudores." (Mateo 6:12)

"Deudas", por supuesto, representan pecados. Estamos orando para que Dios perdone nuestros pecados en la misma manera como nosotros perdonamos a los que han pecado contra nosotros. En la medida en que nosotros perdonamos, seremos perdonados. Y en caso de que sus discípulos no lo entendieran, Jesús declaró lo siguiente mas claramente:

"Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial os perdonará también. Pero si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas." (Mateo 6:14-15)

Este es un dicho duro. Jesús dice que si queremos ser los destinatarios del amor de Dios y del perdón, tenemos que dejar que fluya a través de nosotros hacia los demás. No podemos recibir el perdón sin darlo también.

Hay personas que usted a veces ha herido profundamente! Por lo general, es la gente que está más cerca de nosotros que son capaces de hacernos más daño. ¿Has perdonado a esta gente que ha pecado profundamente contra ti? Jesús pide que lo hagas.

Perdonar no significa que ahora confía en ellos y son amigos íntimos. Tampoco excusa lo que han hecho o minimiza el daño y la destrucción que han causado. Pero significa que haz decidido en tu corazón no mantener el pecado en contra de ellos, nunca más. A veces no nos creemos que somos capaces de hacer eso, el dolor es tan fresco y la herida tan tierna. Pero oramos para pedirle a Dios que nos ayude a perdonar, y EL lo hará.

Como se puedes notar por ahora, esta enseñanza del amor no es sólo bonita y agradable, es difícil y costosa. Piense lo que le costó a Jesús, morir en la cruz por tus pecados. No fue un perdón barato. Le costó. Tampoco será fácil y trivial para que perdones, pero Dios te llama a eso. Eso es lo que significa amar.

El Amor no es una Señal de debilidad, sino de Fortaleza

A veces es difícil, la gente sabia de la calle, piensa que el amor es una señal de debilidad. Es una jungla allá afuera -- matar o ser matado. No hay lugar para el perdón. Si eres débil, te mueres.

Francamente, eso es una vista bastante superficial e ingenua del amor. El amor es la fuerza más poderosa del mundo en la que los ejércitos y dictadores, más fuerte que el mal, más fuerte que el dolor más fuerte del mundo -- más fuerte que dictadores, ejércitos, el mal y el dolor. Cuando nos fijamos en la muerte voluntaria de Jesús en la cruz, no vemos la debilidad, sino la fortaleza. Usted ve la determinación de amar en la cara del mal y del odio. El apóstol Pablo nos dice:

"Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; . si tiene sed, dale de beber .... "No te dejes vencer por el mal, sino vence el mal con el bien" (Romanos 12:20-21)

A mediados del siglo XX, los afroamericanos, especialmente en el sur de Estado Unidos, fueron discriminados y tratados como ciudadanos de segunda clase. Y todo eso con el apoyo de las leyes.

El Dr. Martin Luther King, Jr., encabezó un movimiento no violento, basado en la oración para obtener los derechos civiles. Fue encarcelado muchas veces, pero persistió en la oración por sus perseguidores y condujo a sus seguidores a orar y tener amor por los que se les oponían. Esto contrasta con los disturbios raciales que estallaron en las ciudades después que él ya no estaba allí para liderar. Las leyes de derechos civiles instituidas hoy son el resultado del amor, no el odio, de la oración, no la violencia. El amor es fuerte.

La Regla de Oro

Una forma práctica de evaluar nuestro amor es por la llamada regla de oro. Nos ayuda a separar nuestras propias tendencias egoístas del deber amoroso. Jesús nos enseñó:

"Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas". (Mateo 7:12)

Así como los dos grandes mandamientos resumen las enseñanzas de la Biblia ("la Ley y los Profetas"), también lo hace la regla de oro. Trate a los demás como te gustaría ser tratado a si mismo.

La Declaración Clásica del Amor

Vamos a terminar esta lección leyendo el clásico "capítulo del amor" en la Biblia, 1 Corintios, capítulo 13. Os animo a leer en voz alta y luego pensar profundamente acerca de esta semana:

"Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor". (1 Corintios 13:1-13)

Oración

Padre, tu amor es profundo y fuerte. Usted me amó y me rescató de la forma en que me comportaba. Puedo comenzar a ver cómo desea que empiece a amar con la misma consistencia y el poder que le agrada. Ayúdame a perdonar a las personas que me han herido. Ayúdame a amar a la gente a mi alrededor que no merecen el amor. Para ser como USTED necesito que transformes mis inclinaciones naturales y me ayudes. Pero confío en que usted lo hará. En el nombre de Jesús, yo oro. Amén.

Guía del Participante: 5. Amor -- Núcleo del Cristianismo

Versículo para Memorizar

"Queridos amigos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor." (1 Juan 4:7-8, NVI)

Preguntas y Puntos para Comentar

  1. Lea en voz alta el versículo para memorizar de esta semana (1 Juan 4:7-8). Escríbelo en una tarjeta.
  2. Informe. ¿Asistió a una iglesia la semana pasada? ¿Qué le gusta de ella? ¿Qué no le gusta de ella? ¿Qué no entiendes?
  3. Informe. ¿Cómo es tu tiempo de silencio? ¿Está empleando tiempo regularmente con Dios? ¿A qué hora del día le funciona mejor a usted?
  4. Comente. ¿Por qué es un Dios de amor tan radicalmente diferente de los dioses de este mundo?
  5. Comente. ¿Qué le sucede a usted cuando finalmente entiende que Dios le ama tal como eres?
  6. Comente. ¿Cuáles son los dos mandamientos más importantes? ¿Cómo cumplimos el primer mandamiento? ¿Cómo cumplimos el segundo mandamiento?
  7. Comente. ¿Tiene algún sentido amar a tus enemigos? ¿Por qué debe usted amarlos? ¿Hubo un momento en que usted era el enemigo de Dios? ¿Es el amor una señal de debilidad?
  8. Comente. ¿Por qué es tan importante que usted perdone a los que le han hecho daño?
  9. Comente. ¿Significa perdonar a una persona que debes confiar en él? ¿Por qué o por qué no?
  10. Comente. ¿Quiénes son las personas que te han herido más? ¿Por qué es tan difícil que los perdones? Mentor: Compartir cómo algunas personas te han hecho daño y cómo llegó a perdonarlos.
  11. Asignación. Haga una lista de las personas que le son difíciles de perdonar. Luego ore todos los días para que Dios le ayude a perdonarlos.
  12. Revise sus versos de memoria de la Lección 1 (Efesios 2:8-9), Lección 2 (Juan 8:31-32), Lección 3 (1 Juan 1:9), y la Lección 4 (Juan 13:34-35) . A ver si puedes decirlas con más precisión que tu mentor.
  13. Oren juntos por las personas que usted necesita perdonar. Incluya en sus oraciones cualquier problema que usted o su mentor estén experimentando en sus vidas. Si usted no ha aprendido a orar en voz alta con su mentor, comience hoy orando una oración con una sola frase.
  14. Cita. Establezca un tiempo y lugar para reunirse y estudiar la lección de la próxima semana.

Resumen de la Lección 5. Amor -- Núcleo del Cristianismo

1. El concepto del amor de Jesús hace que la fe cristiana única entre todas las religiones del mundo

  • Dios es amor (1 Juan 4:7-8). El amor es su marca registrada y la calidad del núcleo.
  • Dios es el primer amante que inspira nuestro amor (1 Juan 4:19), y que proporciona la plantilla o la imagen en la que fuimos creados (Génesis 1:27).
  • Dios nos ama a pesar de quien somos (Juan 3:16; Romanos 5:8; Efesios 2:4-5, 8-9). Incluso antes de que fuéramos cristianos, Dios nos amó.

2. Los dos grandes mandamientos (Mateo 22:37-39)

  • El amor a Dios supremamente
  • El amor a nuestro prójimo como a nosotros mismos, por ejemplo, el Buen Samaritano (Lucas 10:29-37).

3. Las Implicaciones del mandamiento de amar

  • Vamos a experimentar persecución (2 Timoteo 3:12; Mateo 13:20-21), pero debemos amar a nuestros enemigos, nuestros perseguidores (Mateo 5:44; Romanos 12:14).
  • El amor nos hace perdonar a los que nos ofenden.
    • Jesús modeló el perdón en la cruz (Lucas 23:34a).
    • El perdón se enseña en la oración del Señor (Mateo 6:12, 14-15).
    • Si queremos ser perdonados, debemos perdonar a los que nos ofenden.
    • El perdón no implica confianza, o excusa de las acciones, o minimiza el daño.

    • El perdón significa que haz decidido no tomar en cuenta su pecado en contra de ellos por más tiempo.

    • Si esto parece imposible, pedir la ayuda de Dios.

  • El amor no es una señal de debilidad, sino de fortaleza.
    • El amor es la fuerza más poderosa en el mundo.
    • El amor vence al mal y el odio (Romanos 12:20-21).
    • Ejemplo: Movimiento no violento de los derechos civiles bajo el liderazgo del Dr. Martin Luther King, Jr.

4. Dos declaraciones clásicas sobre el amor

  • La Regla de Oro (Mateo 07:12)
  • El "Capítulo del Amor" (1 Corintios 13)


Caminando con Jesús: Comenzando el Viaje. Discípulado y Lecciones de Formación Espiritual
Cristianos y Nuevos Creyentes Comenzando su Viaje de Entrenamiento Discipular y Formación Espiritual

Copyright © 1985-2017, Ralph F. Wilson. <pastor@joyfulheart.com> All rights reserved. A single copy of this article is free. Do not put this on a website. See legal, copyright, and reprint information.

Sign up now!To be notified about future articles, stories, and Bible studies,why don't you subscribe to our free newsletter,The Joyful Heart, by placing your e-mail address in the box below. We respect your privacy and never sell, rent, or loan our lists. Please don't subscribe your friends; let them decide for themselves.
FirstLast
E-mail
Country(2-letter abbreviation, such as US)
Preferred FormatHTML (recommended) Plain text